Defensa en la era digital

Como hemos expresado en posts anteriores, la digitalización ha traído consigo progresos significativos para los diversos sectores. Dichos avances han hecho eco principalmente en la disminución sustancial de errores, eficiencia en la toma de decisiones o la velocidad en la capacidad de accionar. No obstante, también han dejado entrever la vulnerabilidad ante la que se pueden encontrar algunos sectores si no se escoltan con un sistema de seguridad óptimo.

Los ciberataques se han convertido en una de las principales amenazas de la defensa en la era digital, sobre todo porque suelen ser discretos e incluso imperceptibles. Tienen la capacidad de vulnerar desde la información de cualquier ciudadano hasta elementos críticos de la Defensa. Es por ello, que como respuesta ante la incidencia de ciberataques, nace el Mando Conjunto del Ciberespacio (MCCE), una iniciativa del EMAD para proteger la integridad del sector de la Defensa.

Se estableció en mayo de 2020 y desde entonces, se encarga del planeamiento, dirección, coordinación, control y ejecución de toda labor que asegure la libertad de acción de las FAS en el ciberespacio. Dentro de los objetivos que persigue de manera inmediata se encuentra su participación en operaciones como la Misión Baluarte, y en aumentar su plantilla para consolidar el futuro Sistema de Combate del Ciberespacio (SCOMCE).

La utilización de herramientas digitales es una competencia de la cual debemos ser partícipes para aumentar nuestra competitividad. Gracias al Mando Conjunto del Ciberespacio contamos con cibersoldados que velan por la integridad y la seguridad de la Defensa en la era digital en España.

Compartir en redes sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp