Programa Copernicus: los satélites contra el cambio climático

Prevenir las posibles consecuencias del cambio climático es uno de los mayores retos a los que nos enfrentamos en la actualidad. Para ello, contamos con la última tecnología para prevenir posibles desastres derivados del mismo. Dentro de estos sistemas de prevención, los satélites juegan un papel fundamental contra el cambio climático.

Para ello, la Unión Europea cuenta con el Programa de Observación de la Tierra conocido como Copernicus. Los sistemas de observación terrestres, aéreos y marítimos se unen a la información satelital que facilita el Servicio de Gestión de Emergencias Copernicus para luchar contra los posibles desastres naturales derivados del cambio climático.

El servicio, llamado oficialmente Copernicus EMS (Emergency Management Service), es gestionado por la Comisión Europea con la colaboración de la ESA y la Organización Europea para la Explotación de Satélites Meteorológicos, entre otros organismos.

Los datos recogidos por los satélites del programa Copernicus van desde la vigilancia (atmosférica, marítima y terrestre) hasta la gestión de emergencias provocadas por desastres naturales.

Dichos datos medioambientales proceden de los satélites Sentinel, propios de este programa, así como de otros satélites nacionales e internacionales que aportan mayor información. Estos servicios son completamente gratuitos y accesibles a cualquier usuario mediante la página web de Copernicus.

El programa, creado para la prevención y lucha contra los desastres derivados del cambio climático, cuenta con tres módulos diferenciados:

  • Sistema Europeo de detección de inundaciones: basándose en datos estadísticos y monitorización en tiempo real, este programa muestra una “alerta temprana” de inundación para poder actuar en consecuencia.
  • Sistema Europeo de Información sobre Incendios Forestales (EFFIS): como su propio nombre indica, se trata de un servicio que contribuye a la lucha contra incendios.
  • Copernicus Emergency Management Service: muestra información geoespacial de la situación tras un desastre. Este mapeo se ve complementado con fuentes de datos in situ dentro del territorio afectado.

Gracias a estos sistemas, se puede prevenir el avance del cambio climático y sus posibles consecuencias, pues la sostenibilidad es uno de los ODS más importantes para la Fundación FEINDEF.

Compartir en redes sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp